martes, 24 de abril de 2018

- Julia Gutiérrez








Hoy me puse la sudadera negra.
Olía a poema. Aún conservaba
tu aroma,
un beso colgado del cuello
y un roce de tu mano
en una manga.
Después de llevármela a la cara
me la he puesto por los hombros
anudada en el pecho, abrazándome
y he salido a la calle
a perfumar
la ciudad
de ti.










No hay comentarios:

Publicar un comentario