miércoles, 11 de abril de 2018

Antonio Colinas







SIGNOS EN LA PIEDRA


Sigue la senda de las piedras musgosas,
la que conduce a la gran roca,
a la raíz del ara,
a la raíz eterna
del tiempo.
Mira la nieve humilde
de la cima tutelar,
donde se cierra el círculo
que se abriera en tu infancia,
donde se abre la noche del ser
y del no ser,
en la luz que es más luz,
donde ya no hay preguntas
ni respuestas.

En esa nieve posa tus dos ojos.
Luego, pósalos en el ara
y respira profundo.
Posa también tus manos.
Que se aquieten tus manos como palomas,
que echen raíces
en el silencio helado de la piedra.
Verás en ella señales muy leves,
signos dictados por el firmamento,
los símbolos de un tiempo infinito
que va huyendo de ti,
mas que a la vez está en tu interior:
revelación del alma que no muere.

No podrás ir más allá.
No debes ir más allá.



Fotografía: Sebastián Román





No hay comentarios:

Publicar un comentario