jueves, 15 de febrero de 2018

Javier Irigaray









Te veo jugar


Te veo jugar y vivir las calles
abrazadas por mil soles amables.
Calles azules, blancas, amarillas,
de casas sin puertas, siempre abiertas,
y recorres espacios infinitos
entre hileras fecundas de geranios.
Nunca duermes, sueñas y velas
y sabes para qué sirve una rosa,
que tus pies son, también, tus alas,
que la madre Tierra nunca mancha
y que las amapolas rojas viven
en campos de pan cada primavera.

Te veo jugar y vivir las calles
y las calles viven con tu presencia.




Puerta de yerro
 Editorial Vitruvio

io



No hay comentarios:

Publicar un comentario