domingo, 4 de febrero de 2018

Eva García Madueño




He tomado esta noche
el néctar de tu ausencia.

En mi pecho aún palpita su sabor.

Ando buscando fantasmas,
perdida entre la niebla.

Busco droga que alivie
el dolor que habita esta piel
resquebrajada y sedienta.

Busco consuelo en vena,
y entre la sangre ardiente
encuentro aquellos versos
que me regalaste.

Partículas de saliva y piel
contenidas en un suspiro.

Inyecto tus caricias en mis venas
para que corran libres
en el caudal de mi cuerpo,
aliviando el dolor
de esta alejada presencia.  



No hay comentarios:

Publicar un comentario