lunes, 26 de febrero de 2018

Ana Elena Pena











Deja que te explique
cómo es el sonido de un corazón al romperse:
es algo así como un ruido sordo, casi inaudible.
Tan sutil y rápido como un pestañeo.
Puede parecerse, también,
al suave crujir de las hojas secas al pisarlas.
O al chasqueo de los labios y la lengua al escupir.
Y, a pesar de su levedad, suena aterrador.
Duele a quien lo escucha, no digamos a quien lo sufre.
Podrías atenderlo con detalle en el silencio de un inmenso bosque. Su eco espantaría a las fieras, marchitaría las flores, envenenaría las cosechas y haría palidecer a la luna.
El sonido de un corazón cuando se rasga
y se parte
y se desgarra
y se desangra
y agoniza...
Te lo advierto. No quieras saber cómo es.



Cómo salir ilesa de una misma










No hay comentarios:

Publicar un comentario