martes, 8 de agosto de 2017

Cristina Liso Aldaz









El NIDO 


No ladres estos días, no ladres.
Entre las hiedras de la entrada
hacen las cardelinas su nido.
Mira sus vuelos inquietos,
sus cantos entre estos árboles.
Se ofrecen de señuelo
para proteger a sus crías.
Quédate aquí, 
escucharemos llegar el verano
y el silencio rojo y sereno 
de las flores en el porche.
No ladres estos días, no ladres.




No hay comentarios:

Publicar un comentario