viernes, 9 de junio de 2017

Noni Benegas





 De puro extrañamiento


De puro extrañamiento
tengo la herida;
de puro borborito
ensimismado
y atracón de pena
como anfetas,
pero más largo,
extenso, curvo,


un vuelo por allí,
ese horizonte que sube
y se disloca
y no parece haber
medida o límite,
y sube y se dispersa
y sube y vamos todos
arriba
subiendo
allá nomás.


 De El ángel de lo súbito

No hay comentarios:

Publicar un comentario