viernes, 23 de junio de 2017

MARÍA ÁNGELES LONARDI






Estaría también la escalera ruinosa,

vencida, como un puente que ha cruzado la dicha.

OLGA OROZCO Detrás del sueño




ESCALERAS

Subo y bajo escaleras,

peldaño pie, pie peldaño.

El mundo real está bajo mis pies.

Acto mecánico que no debería serlo

porque exige mucho cuidado…

Pie peldaño, peldaño pie.

Y te preguntas de pronto

¿qué hago? ¿Subo o bajo?

¿voy o vengo?... ¿entro o salgo?

Misterioso laberinto en caracol

con descanso o sin él…

Rellano, madera, balaustrada, mármol.

Escalera al cielo, al más allá, al terrado,

al sótano, al subsuelo, al averno…

Escaleras hacia adentro.

Escaleras hacia afuera.

Escaleras en medio.

¿Quién puede prescindir de ellas?

Si no las tuviera o no las frecuentara,

no haría tanto equilibrio,

no abusaría monótonamente

de pie peldaño o de peldaño pie

y viceversa…

o al revés.


 “Poemas para leer a deshoras” Letra Impar 2017 



No hay comentarios:

Publicar un comentario