viernes, 10 de marzo de 2017

Mascab Asunción Caballero




Todo sucedió en un instante
mientras tú
mirabas el televisor.
Ningún vecino escuchó los gritos
ni siquiera
los golpes en el suelo.
Quizá una cucaracha recogiera el espanto
pero nadie le preguntó.
Tampoco a las paredes donde se esconde.
Continuaste mirando el televisor
¡¿qué más dá?!
Es tan solo
otra maltratada más.
A todas
las asesinan en sus refugios.
Estás a salvo
su sangre
no salpicará
tu pasiva existencia.


1 comentario:

  1. Gracias Ana, una y mil veces.
    Es un honor compartir este espacio en tu web.
    Abrazos.

    ResponderEliminar