jueves, 9 de febrero de 2017

Mar Blanco




Te estoy esperando en el momento justo.
La cadencia dulce de tus manos
es la que da impulso
a los gestos cotidianos.
Cuento mis días por caricias.

 








No hay comentarios:

Publicar un comentario