miércoles, 25 de enero de 2017

Pedro Javier Martín Pedrós.












Hay parques en mi ciudad inventada
con sabor a felicidad.
Te cuento un secreto:
suelen tener horarios para
encuentros amorosos.
En una de mis visitas,
me sorprendió una grabación en
un banco de madera que decía:
Solo para poetas con venas abiertas
y miradas azules,
transparentes.
En estos lugares especiales nacen soplos
de poemas llenos de vida
y abrazos encontrados.

De Poemas para la vida








No hay comentarios:

Publicar un comentario