jueves, 12 de enero de 2017

Mauricio Alfredo Escribano




no quiero dejar de ver
a esos hombres

borrachos de invierno
que caminan calles mínimas
bajo el sueño azul de los árboles

no quiero dejar de ser
uno de ellos
con esa rara enfermedad
del alma

que se parece al fuego
y a la soledad de los pobres.









No hay comentarios:

Publicar un comentario