lunes, 9 de enero de 2017

Julia Gutiérrez



Ser una voz que se queda
sin pretender salvarte,
tirarme al suelo,
acomodarme a tu forma
si el desconsuelo te dobla
en posición de defensa,
ser el abrazo que construya
un nido en un cuerpo
y un pájaro en el otro,
guardarte en mi pecho
mientras lloras.




No hay comentarios:

Publicar un comentario