sábado, 14 de enero de 2017

Ángel Guinda






Lo imposible posible eres tú.

La furia que me calma eres tú.

La órbita en que giro eres tú.

La quietud que me exalta eres tú.

Lo que nombra el misterio eres tú.

La ausencia que acompaña eres tú.

El sol que me congela eres tú.

El aire que me envuelve eres tú.

La prez del terremoto eres tú.

La raíz que me eleva eres tú.

La luz de cada noche eres tú.

El imán que me atrapa eres tú.

El glaciar que me quema eres tú.

Lo que llena el vacío eres tú.

El silencio que me habla eres tú.

La brújula que embruja eres tú.

El hambre que me come eres tú.

La sed embriagadora eres tú.

La fuerza que me empuja eres tú.

El cielo en el infierno eres tú.

El rayo que me parte eres tú.

El dolor placentero eres tú.

Lo invisible visible eres tú.

La vida que me mata eres tú.

Lo que me resucita eres tú.

El eco del abismo eres tú.

Lo que queda de todo eres tú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario