viernes, 20 de enero de 2017

Alfonsina Storni.



 

Se me va de los dedos la caricia sin causa,
se me va de los dedos... En el viento, al pasar,
la caricia que vaga sin destino ni objeto,
la caricia perdida ¿quién la recogerá?

Pude amar esta noche con piedad infinita,
pude amar al primero que acertara a llegar.
Nadie llega. Están solos los floridos senderos.
La caricia perdida, rodará... rodará...

Si en los ojos te besan esta noche, viajero,
si estremece las ramas un dulce suspirar,
si te oprime los dedos una mano pequeña
que te toma y te deja, que te logra y se va.

Si no ves esa mano, ni esa boca que besa,
si es el aire quien teje la ilusión de besar,
oh, viajero, que tienes como el cielo los ojos,
en el viento fundida, ¿me reconocerás?

"La caricia perdida"


1 comentario:

  1. Un precioso poema, me ha recordado éste mio, compuesto con María Bosán.
    LA BELLA SEÑORA

    Se me escapa tu aire
    de entre los dedos,
    ese aire que tu respiras
    se me escapa el aire,
    mientras me miras
    se me escapa tu aire
    ...se me escapa,

    No es el aire,
    es el miedo,
    que enredado
    entre tus dedos
    quiebra
    en soplos
    de deseo.

    Me pierdo en la mirada
    de los anhelos de tus aromas,
    cuando en primavera
    florean tus campos y tus formas,
    y en los blancos azahares,
    me pierdo en tu mirada,
    ...me pierdo,

    Te pierdes
    y oriento tu camino
    atravesando la sultana muralla
    del tiempo perdido
    que me ata a tu fragancia
    condena de lo prohibido
    de este amor sincero
    un amor, no permitido

    Te sueño en mis ausencias
    y veo tus lunas llenas
    sobre un cielo de sabores,
    estrellas que reclaman presencia
    como el espejo de un mar,
    como el sueño de mis amores,
    te sueño en mis ausencias,
    ...te sueño.

    Silencioso amor soñado
    prendida de ti me encuentro
    pasando noches en vela
    saboreando lunas
    y coloreando estrellas.

    Son los aromas de mi alma,
    alma de raza y sangre,
    venas henchidas en el campo,
    rudas manos golpean el pecho
    para gritar en el quejío,
    que ésta es la tierra que amo,
    que son los aromas de mi alma,
    ...son mis aromas.

    Dictan tus lágrimas por tientos
    y rodando saltan de tu rostro
    liberadas por el viento,
    ese aire que se arrebata
    de entre tus celosos dedos,
    ahogada en tu tierra de albero
    seré llorada en tus manos,
    abrazaré tus venas de hielo,
    por siempre en tu corazón reviviré.

    Son mis lágrimas por ti
    bella dama,
    y forman un río
    que atraviesa tus entrañas,
    por el que navega mi alma,
    y le sonríen las giraldeñas,
    en un guiño al aire,
    ese aire fresco de mi amada.

    Te diviso desde mis almenas,
    paseando el sur por mis rocas,
    respiras el aire de lo que soy.
    y enredado por mis venas
    agitas mi bata de cola,
    hecha de arena
    y sal de espuma los volantes,
    estampada de amapolas.

    Se me escapa tu aire
    de entre los dedos,
    me pierdo en tus miradas,
    te sueño en mis ausencias,
    mis lágrimas, por la bella dama
    que inspira mi alma,
    rezan en todos los credos,
    ¡sollozan mis entrañas
    por el dolor de mi amada,
    sollozan mis entrañas,
    por un amor de esencia callada!
    ...se me escapa tu aire
    de entre los dedos.

    ResponderEliminar