miércoles, 31 de agosto de 2016

Leopoldo María Panero





Más allá de donde
aún se esconde la vida, queda
un reino, queda cultivar
como un rey su agonía,
hacer florecer como un reino
la sucia flor de la agonía:
yo que todo lo prostituí, aún puedo
prostituir mi muerte y hacer
de mi cadáver el último poema.



Mascab Asunción Caballero



Pienso en tí, pequeña luz
y en el hueco de tu profunda espiral
donde destellan las incógnitas
de una vida.
Pienso en tí,
mientras mis ojos se ciegan
y una mota de polvo
traspasa mi ventana.
Pienso en tí y me pregunto
por qué a veces, no vemos más allá
de las narices
Y nos recreamos en nuestro
propio ombligo
si comprender
que en la noria de los días
nada es para siempre.



viernes, 26 de agosto de 2016

William Martin




Al revés,
las horas, el tiempo, las épocas.
Al revés,
mi ánimo, mi amor, mi amada…
Al revés todo,
cada mañana,
cuando despierto
desolado, sin ti.

 "Noches al raso"




jueves, 25 de agosto de 2016

Carmen Ariza





He sentido enredarse
tu deseo en la orilla de mi vientre
esparcido y vencido
al olor de tu mar,
y húmedas las sabanas
anudan mis tobillos a tu cintura
que mecen la marea
de olas con sabor a deseo y sal,

entreabiertos los labios
esperando tu hambre y tu sed
de beber y comer de mi sexo y mis pechos
los océanos infinitos del placer que juntos inventamos
para renacer...

humedeces cada rincón del desierto
de esta playa deshabitada
sin límites, ni fronteras
ancho
como ancho es el mar de todo aquello
que al amanecer soñamos...

penetra por cada orificio de esta playa desierta
que sin ti vive muerta,
y desata tu furia desde dentro hacia fuera
como las olas furiosas
que contra la rocas se estrellan,
renuévame las ganas y la vida..
adéntrate infinito, sacudiéndome, inundándome
cubriéndome,
hasta ahogarme con furia
en el delirio animal de tus besos
nuestro mar, la risa y el goce de ser uno
en la suma de dos almas gozosas de amar

y

pompas de espuma blanca
se derraman
mientras
yo,

me pongo de nuevo
a temblar.






Miguel Angel Cañada Castellano




EL PAÍS DE LAS MARIPOSAS

Llegué al país de las mariposas,

intentando aletear unas alas

que brotaban de mi garganta.

Contemplé un mar

de margaritas, envueltas

unas con otras, con pétalos

mustios y hojas pardas.

Estaban todas ocupadas

incluso, la mía,

y no quise ASEDIARLA.

Un país, donde la belleza

no está en la cresta de una ola,

sino en la arena dispersa

esperando momento

a momento, mojarse

para convertirse en MASA.

Allí la luna no ilumina

la noche, se queda

escondida y asustada; sabe

que quieren pintarla

con los colores grises de la FALSA.

Llegué al país de las mariposas,

y decidí marcharme

por que tú…

NO ESTABAS

y tampoco

la ESPERANZA.






Pedro Javier Martín Pedrós.








Enamorarme de la vida

Enamorarme de la vida para ser valiente, y
dejar que mis lágrimas se asomen
mientras leo un poema a un buen amigo.

Enamorarme de la vida para inventarme
sueños, «paradas», donde quepa la utopía,
y los abrazos no se reduzcan a un
contacto o roce físico.

Enamorarme de la vida obsequiando
puestas de soles a los que
siempre se sintieron solos,
mal acompañados
y nunca queridos.

Enamorarme de la vida, regalando
pentagramas vacíos,
para que otros
pinten su música sin conservatorio,
sin conservantes
ni amigos influyentes.

Enamorarme de la vida después de la
despedida de un amigo,
en cualquier campo santo.

Enamorarme de la vida,
viajando, deslizando mis manos por las
carreteras y curvas de cuerpos, sin temor al
carné por puntos.

Enamorarme de la vida, sabiendo que este otoño
vendrán vientos y lluvias difíciles,
y que alguna tarde sentiré los bolsillos
de la vida vacíos.

Enamorarme de la vida,
a sabiendas que hay soldados que se
camuflan con trajes de poetas,
y que nunca aprenderán a esculpir
dos miradas amorosas llenas de deseos.

Enamorarme de la vida con el saco
lleno de un montón de años, y soñando
que el amor es posible, aunque parezca una
cursilería.

Enamorarme de la vida, creyendo siempre
que detrás de una sombra,
puedo encontrarme herrumbre,
madrugadas, escombros y caricias.

Enamorarme de la vida y
sorprenderme ante la
persona que encuentro en
el espejo
cuando me afeito cada mañana.

Enamorarme de la vida,
a sabiendas que hay caminos
con charcos pestilentes de
mierda y basura humana,
que hasta los jadeos de amor
se aprenden en las escuelas de
teatro.

Enamorarme de la vida y abrirle
la boca al mar, para que engulla
deseos, vibraciones prohibidas,
y desparramar los embalses ocultos
de mi adolescencia.

Enamorarme de la vida y descubrir el
placer de una muda limpia de cama, y
experimentar como se curan las heridas.

Enamorarme de la vida y rellenar
páginas en este viaje
donde, querer seguir siendo niño,
es una locura.

De : En la bajamar.






 

viernes, 19 de agosto de 2016

Isabel Miguel



Eres como la luz, inaprensible.
Vives donde se posa mi mirada
en íntima emoción de la belleza
o en el grito lanzado a la injusticia.
Y te siento correr entre mis venas
siendo sangre en mi sangre
y me digo:
ya es mío.
Pero es en el intento de apresarte
y plasmar tu latir en mis palabras
que, esquivo, te diluyes en la bruma.
Y no logro expresar más que la sombra
 de un poema perdido en signos rotos.

jueves, 18 de agosto de 2016

Ana García Briones





 "El más terrible de los sentimientos es tener la esperanza perdida".
A Federico García Lorca víctima fatal de la Guerra civil española.

Aún se escucha
un murmullo de dolor ,
el grito ahogado
que encierran los muros.
Aún se siente
el escalofrío del odio
la sombra de la libertad
acechada por la intolerancia.
Aún vuelan
más allá de la muerte
tus versos con anchos sueños
mientras tus huesos yacen
en la tierra del sur.
Aún sobre las piedras
nacen flores y versos
en tu nombre,
son un canto libre
que viene volando
y ahuyenta el frío de la injusticia.

Ana García Briones. Copyright ©








martes, 2 de agosto de 2016

José Agustín Goytisolo




La libertad es más que una palabra
la libertad es una chica alegre
la libertad es una parabellum o una flor
la libertad es tomarse el café donde uno quiere
la libertad es una perdiz herida
la libertad es negarse a morir en una cama de hospital
la libertad es real igual que un sueño
la libertad aparece y ya no está
la libertad hay que inventarla siempre
la libertad puede ser del esclavo y fallarle al señor
la libertad es gritar frente a la boca gris de los fusiles
es amar a quien te ama
la libertad es comer y repartir el pan
la libertad es no ocupar asiento en el festín de la ignominia
la libertad a veces es una simple línea fronteriza
la libertad es la vida o es la muerte
la libertad es la ira
la libertad se bebe y se respira
la libertad es cantar en tiempos de silencio
la libertad si quieres será tuya
pero solo por un momento
porque cuando la tengas
se escapará riendo entre tus manos
y tendrás que buscarla y perseguirla
por las calles, ciudades, praderas y desiertos
de todo el vasto mundo
porque se deja amar únicamente por amor por ganas
porque ella
es más hermosa que una pluma al viento.






Miguel Angel Pérez Cordero







UN BESO

Tienes el poder de hacer
que cada vez
que me das un beso,
en cualquier
parte de mi cuerpo,
un rayo de luz atraviese
el más frondoso
de mis bosques oscuros.






 

Amalia Bautista




Para ti nunca fui más que un pedazo
de mármol. Esculpiste en él mi cuerpo,
un cuerpo de mujer blanco y hermoso,
en el que nunca viste más que piedra
y el orgullo, eso sí, de tu trabajo.
jamás imaginaste que te amaba
y que me estremecía cuando, dulce,
moldeabas mis senos y mis hombros,
o alisabas mis muslos y mi vientre.
Hoy estoy en un parque, donde sufro
los rigores del frío en el invierno,
y en verano me abraso de tal modo
que ni siquiera los gorriones vienen
a posarse en mis manos porque queman.
Pero, de todo, lo que más me duele
es bajar la cabeza y ver la placa:
«Desnudo de mujer», como otras muchas.
Ni de ponerme un nombre te acordaste.