sábado, 29 de octubre de 2016

Ana García Briones



Ternura
que huele a sol.

Bello temblor
que huye del ciprés.

Revuelo de miradas
mecidas por los dioses.

Un barquito de papel
que recorre mis entretelas.

Intenso cosquilleo,
mariposas en el estómago.

Dulce enfermedad del amor.


 Copyright ©








1 comentario:

  1. Que bello poema lleno de imágenes y sensaciones Ana. Se deja leer con la suavidad de la seda. Me ha gustado mucho, lo comparto.
    Un beso

    ResponderEliminar