viernes, 9 de septiembre de 2016

Julia Gutierrez




Podríamos ajustar nuestros versos
afinar el poema en tardes como esta
en la que la poesía llama a mi puerta
pero pregunta por ti,
corretea por la casa como una loca
y porque te intuye, te busca,
rastrea tus huellas siguiendo tu olor.
Y ahora se ha ido, justo antes de que yo
escriba una sola letra.
Sabe que si encajáramos una estrofa tuya
con un fragmento hecho por mí,
serían ellas, las palabras, quienes dijeran
que en estas tardes, sobre un papel,
hay una forma nueva de querernos
y que al recitarnos hacemos de mi casa tu hogar
y de su música creamos nuestro mundo
y eso es algo bueno
al menos, en mi caso.


1 comentario: