miércoles, 21 de septiembre de 2016

Josep Piella Vila




TODOS LOS RINCONES DEL MUNDO
 

Una caja de cerillas en la que un policía

guarda una bala para jugar a la ruleta

rusa con un narcotraficante.

El bolsillo de un homeless donde un

gatito se refugia para pasar otra

noche fría.

Un número de teléfono escrito en

la palma de la mano.

Una mesa sin discursiones y una barra

de pan a repartir.

Una estación de autobús esperando

al sesenta y siete con destino a un

lugar mejor.

Una calle iluminada por cubos metálicos

donde arden las noticias de ayer.

Un pote de mermelada lleno de monedas

en el estante superior de la cocina, junto

a los garbanzos.

La motocicleta del afilador un

domingo por la mañana.

La tumba de un pájaro en la base

de un tronco que unos chicos

mataron con sus tirachinas.

Una reunión de idealistas anónimos con

la psicóloga del hospital.

Cien poemas de amor en la azotea

de un poeta triste.

Flores, muchas flores, cruzando el océano.

Una visita a los Balcanes, el museo

de historia contemporánea de Europa.

Un camino, quizás el más largo, con

filósofos ahorcados cada cien metros.

La sala de espera de un confesionario: católico,

musulmán, sintoísta, mormón, ateo… con televisión

por cable y máquinas dispensadoras de oraciones.

Un mundo, envuelto en papel de regalo falso,

el único existente pero no el único posible. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario