viernes, 24 de junio de 2016

William Martín








Pronto estoy aquí…

Pronto estoy aquí…
y muy pronto llego,
gracias a la sincera
llamada de tu alma,
gracias a la dulzura
de tus cálidas palabras
en la fría distancia,
gracias a la ternura
derramada, evocada,
de nuestros encuentros.

Pronto, estaré a tu lado,
sorteando cadenas
de acero moderno,
y largas distancias
que se ridiculizan
con nuestro deseo.
Sucumbiré al poder
de tu amante mirada,
y al seductor sabor
de tus prolongados besos.

Pronto, muy pronto,
acariciaré tu complacido gesto,
tu precioso rostro
entre mis manos,
convertida en un ángel
de alas gráciles, digitales,
convertidas en dardos
de amor para tu gozo.

©William Martin .”Noches al raso”



No hay comentarios:

Publicar un comentario