miércoles, 22 de junio de 2016

Mascab Asunción Caballero




En la coctelera (Nuevo Mundo)

Un poco de cordura rebozada
en harina de tolerancia.
Un kilo de respeto a lo distinto.
Cuarto y mitad de afecto.
Ochocientos gramos de amparo.
Una pizca de diálogo
y quinientos gramos de oídos.
Mezclar todo con mucho cuidado y amasar
con diez palas de camaradería.
Dejar reposar cuatro días al aire libre
y obtendréis el sabor de lo imposible.



 

1 comentario:

  1. Muchísimas gracias Ana. Es un placer y un honor el que me haces al traer de nuevo uno de mis textos a tu blog.

    Abrazos.

    ResponderEliminar