jueves, 14 de abril de 2016

Miguel Ángel Pérez Cordero



MI PROFESIÓN

Sé cual quiero que sea mi profesión,
no un cirujano,
no un jugador profesional
de uno de esos deportes de masas,
no un arquitecto, no un juez.
Quiero ser un vagamundo... en tu mundo,
llevar sólo lo mínimo e imprescindible
a corazón descubierto
y disfrutar calentándome las manos
en la hoguera de tus anécdotas,
abrigándome el cuerpo con cada uno
de tus gestos tan cálidos,
llenarme el estómago
con tus ilusiones tan sabrosas,
beber siempre que tenga sed
de tus palabras
cariñosamente transparentes
y recorrerte entera y por partes,
a paso muy corto,
admirando tu paisaje interior de cuento.
En definitiva y en un verso:
vagamundear en ti y nunca más salirme.





1 comentario: