martes, 26 de abril de 2016

Javier Irigaray








EL ESTANQUE DAÑADO 
          
Crecen paredes de amianto
junto al estanque dañado.  
Sobre el atril,
la sonrisa pinzada de agosto
encanece entre sus lodos sueños de nylon,
sombras de arena
entre algodones blancos. 

         ¡Qué verde era mi calle 
         antes del último abrazo! 








No hay comentarios:

Publicar un comentario