martes, 8 de marzo de 2016

Lu Sesma






La noche está tranquila,
serena y sola.
La calle vacía, fría y húmeda,
adoquines que acogen
finísimas gotas de agua
que mojan tejados,
que mojan aceras.
Pasos lejanos que distraen
a las ventanas curiosas.
Todos duermen ya,
las farolas vigilan..
los sueños.










1 comentario:

  1. Gracias Ana por compartir este pequeño poema! un beso!!!!

    ResponderEliminar