lunes, 29 de febrero de 2016

William Martin






Son las personas
que llevan el Amor,
hasta en las plantas de los pies,
las que deben construir el mundo.
Esas personas que entran 
en nuestros sueños,
en nuestros pensamientos,
en nuestras fantasías...
Entran con la mágica llave 
del amor sincero, y se quedan 
dentro de nuestro mundo
para quedarse, por siempre.
Son las personas
que llevan el Amor,
hasta en las plantas de los pies,
las que debieron construir el paraíso.






No hay comentarios:

Publicar un comentario