viernes, 19 de febrero de 2016

Pedro Javier Martín Pedrós








La puerta de la vida
se me presenta con cantos agridulces.
Mi patrimonio es un
manojo de sueños.
Cada estación pasa deshojando la
arboleda de mi palabra.
Soy romero,
vela abierta,
silencio pactado,
opresión compartida,
fecundación in vitro,
sacerdote de mis sombras,
hoja de otoño,
poeta de nada,
mosto de la tierra,
repartidor de caricias, volador de corazones
bebedor de amaneceres.






No hay comentarios:

Publicar un comentario