sábado, 13 de febrero de 2016

Miguel Ángel Pérez Cordero







TODO SOBRE EL AMOR

Lo leí todo sobre el amor:
libros, revistas, cómics...
Lo vi y lo escuché todo sobre el amor:
películas, documentales, canciones...
Me hablaron todo sobre el amor:
familiares, amigos, desconocidos...
Aprendí dos cosas:
una a olvidar todo ese todo,
olvidar lo que otros dicen que es el amor,
su amor.
Y otra a ser un analfabeto sensorial
para así por primera vez
degustar su sabor aunque sea sólo
durante una gota de tiempo,
olfatear su perfume
en lo que tarda en pasar un suspiro,
acariciar su cielo
en lo que dura un salto,
escuchar sus cantos
a la par que se interpreta una sola corchea
y alegrar la vista con sus cabriolas
mientras se da un aplauso.
Fogonazos sensitivos de amor,
tan sólo pido eso.
Y su recuerdo será
lo que me seguirá manteniendo vivo.






No hay comentarios:

Publicar un comentario