jueves, 18 de febrero de 2016

Isabel Rezmo








LINEA DIVISORIA

Trazo tu línea divisoria 
en la penumbra de un suspiro, 
creyéndome la influencia 
de un te quiero casi inteligible a mi memoria;
¡Qué más puedo pedir!
Te amo a ti, 
cuando tu cuerpo y el mío se diluyen
en la imaginación de un abrazo....
No puedo esperar otra cosa que no sea seducirme con una mirada en la noche,
que no sea balancearme en tus manos, en tu dicha de saber que no me tienes y soñar que me robas en la inmensidad del océano...



PAISAJES DE UNA DAMA











No hay comentarios:

Publicar un comentario