sábado, 6 de febrero de 2016

Felicidad González









Nunca cierro mis ojos
hasta no verte sentado
sobre mis párpados,
ambos nos necesitamos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario