jueves, 25 de febrero de 2016

Enrique Nanti







Ojos de agua

No hay lluvia,
no hay agua,
no hay ola 
ni deriva,
no hay uva,
no hay vino,
no hay fruta,
no hay jugo,
no hay boca,
no hay beso 
ni saliva,
no hay nieve,
no hay charco,
no hay lodo 
ni destino
que me quite la sed,
como tus ojos 
cuando me inundan.

Del libro: Madera Prima










No hay comentarios:

Publicar un comentario