viernes, 15 de enero de 2016

Ana García Briones








Posada desordenadamente 
en el silencio,
huelo a sonrisa de agua,
a pisada de humanidad,
a pan y vino,
a mirada de flores,
a incendio de luz,
a orquesta de brisa,
a luna abierta,
a cielo emocionado 
de poesía.
Allí,
en los suspiros
de la vida
donde las primaveras se apresuran
de verde
deseo sembrar palabras
llenas de guiños 

arcoiris.

Del libro: Partos de luz








No hay comentarios:

Publicar un comentario