sábado, 26 de diciembre de 2015

Ana García Briones







Amanece,
abre la ventana
y adorna la rutina
con gemidos
de aire puro.

Apóyate sobre la baranda
de un amanecer limpio,
disfruta de la lluvia de palabras
con encajes y eróticos sonidos.

Vístete con piel de adolescente,
sobre paredes deja tus grafitis
sin censura,
cubriendo tu cuerpo con chubascos
de caricias.

Amanece,
y allí donde habiten tus sueños
vierte sonrisas, besos
entre laberintos
de humanismo desbordante.






No hay comentarios:

Publicar un comentario